Decálogo del entrenamiento. Factores a tener en cuenta en la creación de nuestros ejercicios.


La sesión de entrenamiento es la herramienta principal del entrenador. A través de nuestros ejercicios damos forma a nuestro equipo, le dotamos de una identidad que esperamos mostrar el domingo para alzarnos con la victoria. Y pese a que hay multitud de factores que influyen en la consecución o no de nuestros objetivos, debemos centrarnos en aquello que podemos controlar mediante los entrenamientos. Entrenar y entrenar para conseguir hacer que nuestros jugadores estén lo más preparados posible para la competición.

Pero, ¿cómo deberían ser nuestros ejercicios?



1. Específicos. Que vayan encaminados a el cómo queremos jugar. Que guarden relación con lo que queremos mostrar en el partido. Por tanto, es de vital importancia empezar por crear nuestro Modelo de Juego y a partir de ahí crear ejercicios que nos acerquen a comportarnos como deseamos. Además, debemos buscar en cualquier ejercicio que se den los comportamientos deseados para la competición. Que el equipo se comunique, que gestiones el resultado, que mantenga la concentración hasta el final del tiempo.


2. Abiertos. Es necesario que el futbolista tenga que tomar decisiones, que posea libertad para equivocarse, aprender a elegir, o incluso dar una respuesta mejor que la que nosotros habíamos pensado. Que no sea un circuito cerrado donde el jugador sólo tiene que ejecutar y no pensar. Que exista cierta aleatoriedad, pero siempre dentro de lo que queremos conseguir. Jugar un partido 10x10 sin ningún tipo de regla y consigna es una tarea muy abierta, pero quizás muy inespecífica, pues no estamos promoviendo comportamientos que deseamos para nuestro equipo. 


3. Propensos. Sea cual sea el objetivo a conseguir en el ejercicio, este debe darse un gran número de veces. Ya sea el desmarque de ruptura o el funcionamiento colectivo defensivo del bloque bajo. Ese comportamiento que deseamos que nuestro equipo adquiera tiene que ser practicado un gran número de veces para que el jugador se habitúe a él. Sienta, perciba, note los posibles errores, se aclimate, coja confianza. 
Pero debemos tener cuidado de qué forma se esta dando. Porque si queremos trabajar el desmarque de ruptura, estos deberán aparecer cómo, dónde y cuándo deseemos. Por tanto se trata de conseguir un aumento cuantitativo del objetivo, pero también cualitativo. 





4. Objetivos conocidos. No sólo por el entrenador, sino también por el jugador. Informar y hacer partícipe a los jugadores de los beneficios que conseguirán con ese ejercicio. Guilherme Oliveira nos da sus 3 reglas respecto a los objetivos durante en el entrenamiento: 
"Primero, saber nosotros para qué es el ejercicio. ¿Qué mejora en el 11 x 11?. Segundo, transmitírselo a los jugadores. Tercero, ¡tener la certeza de que los jugadores los han entendido!"


5. Alcanzables. Es vital que el futbolista tenga éxito en el ejercicio. Que consiga aquello que deseamos y pueda vivenciarlo. Por eso, el jugador debe poder conseguir los objetivos. Y si no se consiguen, probablemente el problema es del ejercicio. El futbolista siempre intenta hacerlo lo mejor posible.


6. Globales. La dinámica del juego hace que durante el partido todas las fases estén conectadas. Por eso debemos tratar de conseguir la mayor globalidad posible, y no segmentar cada una de las fases del juego. Pese a que es necesario centrarse en pocos aspectos (y por tanto quizás en una sola fase del juego) debemos hacer que nuestros ejercicios sean lo menos reduccionistas posibles. Además, que estos sean fractales de mi Modelo de Juego, que un objetivo que intento conseguir en un 2x2 sea sacado del 11x11.







7. Organizados. Tener claro donde nos vamos a situar. Donde vamos a poner los balones, donde se van a situar nuestros ayudantes. Planificar los Feedbacks (ej: 4 minutos libre, otros 4 corrigiendo, otros 4 reforzando). Adelantarnos a los posibles problemas que puedan surgir y cómo se solucionarán.


8. Inciertos. Dar al ejercicio incertidumbre. Marcar el objetivo a conseguir, pero no decir el cómo (o por lo menos parcialmente). Que el jugador sea parte del proceso en la resolución de problemas. 


9. Efectivos. El jugador aprende haciendo. Practicando, equivocándose, probando, acertando. Es necesario que haya un alto Tiempo Efectivo de Trabajo.


10. Competitivos. Pese a que haya días de la semana que nos interese alcanzar diferentes variables "físicas", es importante que nuestros ejercicios tengan muy presente la competición. Esto hará que el futbolista se emplee al 100%, y que además muestre características muy similares a las que después debe mostrar en competición (concentración).





Otro aspecto importante es el análisis posterior. Cuando finalice la sesión debemos someter a nuestros ejercicios a un análisis riguroso. Si ha salido como pensábamos o no. Las causas. Cuestiones a mejorar. Cómo nos hemos sentido mientras se realizaba. Cómo se ha comportado el jugador durante. Cómo se han conseguido los objetivos. Anotar posibles variaciones. 


Ni mucho menos lo expuesto anteriormente podemos tomarlo como reglas rigurosas. Simplemente son algunas indicaciones que a mi modo de ver pueden dotar a nuestros ejercicios de una mayor calidad. 
Se trata por tanto de un punto de vista personal, y descontextualizado, pues cada uno en nuestro contexto debemos ser capaces de conseguir que nuestros ejercicios consigan el propósito establecido.
Además, no podemos generalizar siempre con estas reglas, pues habrá ocasiones en las que necesitemos utilizar todo lo contrario, como puede ser usar un 11 x 11 sin reglas ni consignas, un ejercicio analítico o dar a nuestros jugadores tareas inalcanzables (propuesta psicológica de Mourinho en sesiones previas a rivales que el equipo espera ganar fácil).


Comentarios

  1. Te hemos enlazado desde:

    http://eljuegodeposicion.com/2013/07/28/disenar-una-tarea/

    Espero que no te importe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que no! Muy interesante vuestro artículo.

      Por cierto, soy Gonzalo ESCUDERO.

      Un abrazo y nos leemos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares